"METROPOLIS", PREMIO AL MEJOR ESPECTACULO REVELACION, XIII EDICION PREMIOS MAX DE ARTES ESCENICAS

La compañía aragonesa Teatro Che y Moche cumplió en 2007 su décimo aniversario y lo quiso celebrar con la revisión de su primer espectáculo profesional: la adaptación de la película de Fritz Lang "Metrópolis".

24 de febrero de 2010

"UN RESULTADO PARA ADMIRAR Y DISFRUTAR SENSORIALMENTE"


UNA PROLIJA PUESTA EN ESCENA

Paco Inestrosa LA OPINION DE MALAGA 9/02/2010

El XXVII Festival de Teatro de Málaga ofreció en el Teatro Cervantes “Metrópolis”, adaptación de la película del mismo título y que a comienzos del siglo pasado filmara Frtiz Lang. La compañía Teatro Che y Moche junto al Centro Dramático de Aragón coproducen este espectáculo de impecable factura. Una recreación del mundo expresionista que, necesariamente y a falta de sonido, utilizaban los creadores cinematográficos para transmitir las historias, y que luego influyó en estilos teatrales, domina literalmente la puesta en escena.
El trabajo de ambientación, en el que se utilizan elementos milagrosamente simples, una pantalla sobre la que proyectar los carteles escritos con los textos, y tras el cual se trasluce toda la acción, unida una iluminación excelente, apenas algún decorado y una rampa, centran la atención en el logrado trabajo de reproducción cinematográfica de los actores y bailarines. Realmente lo más sorprendente de este espectáculo es precisamente su simplicidad –que no su sencillez-, y cómo logra aunar todos los elementos teatrales para transmitir la sensación de grandiosidad.
Hay una visión externa que ha tenido muy claro el objetivo a la hora de reproducir las sensaciones que en su momento debió ofrecer la misma en la gran pantalla a los espectadores de la época. No cabe duda de que el trabajo gestual conseguido por los actores es excelente, milimétrico, casi de fotograma y que las coreografías añadidas acompañan perfectamente ala ambientación, sugiriendo entre ambos con verosimilitud todos los pormenores y rasgo históricos de la novela y película, incluso de la estética y el pensamiento de una época y una corriente cultural.
La creación musical que acompaña todo el tiempo la representación –eso sí de autor contemporáneo-, potencia en gran parte esa sensación grandilocuente y tremendista de la escena, en una composición muy bella por otra parte.
Es finalmente un prolijo trabajo teatral, que nos reconstruye las perdidas salas cinematográficas de gran aforo y enorme pantalla del pasado, a la que se une la posibilidad, tan en boga hoy, de disfrutar de las tres dimensiones y el directo. Un resultado para admirar y disfrutar sensorialmente que, tal vez demasiado centrado en la exposición estética, deja sin contenido parte del mensaje original. También es cierto que, dentro de la programación del festival, se alzará con la fortuna de ser una de las propuestas más interesante y más aclamadas por los espectadores asistentes al único día de función.

LA OBRA DE LOS ZARAGOZANOS CHE Y MOCHE, "METROPOLIS", OPTA A UN MAX

PREMIOS.
La obra de los zaragozanos Che y Moche, ´Metrópolis´, opta a un Max

24/02/2010 EVA GARCÍA El Periódico de Aragón

Metrópolis, de la compañía aragonesa Che y Moche, es una de las candidatas al Premio Max al Mejor Espectáculo Revelación en la XIII edición de los galardones, en la que competirán 15 compañías. Con esta categoría se quiere promover y reivindicar las puestas en escena que destacan por su singularidad artística y su aportación renovadora. La ganadora se dará a conocer en una gala que se celebrará el 30 de marzo en Gran Canaria.

"Estamos muy contentos, porque ya solo con estar en la lista es un premio", aseguró ayer el director de la compañía, Joaquín Murillo, "porque supone ser elegido entre muchísimos". Además, puso en valor esta candidatura porque "lo proponen los compañeros desde la autonomía, así que nos llena de satisfacción en un oficio en el que somos tan críticos unos con otros". Y reconoce que hace falta también "tener un recorrido" y esta obra lo tiene puesto que ha triunfado en Festivales como el de Málaga, Castilla León, Tárrega, etc.

GRAN ESFUERZO

Por eso, Murillo aseguró que supone "un reconocimiento artístico, pero también a un esfuerzo muy grande tanto profesional como empresarial" y es que Metrópolis cuenta con 23 artistas en escena. Así que la candidatura es "un reconocimiento a una manera de hacer teatro". Esta es la tercera vez que Che y Moche está nominada, la última con Oua Umplute.

Pero este no es el único reconocimiento, ya que Los músicos del Titánic también están nominados al Mejor espectáculo familiar del Teatro Rojas de Toledo, en esta ocasión elegido por el público.

18 de febrero de 2010

REPERCUSIÓN EN EL EXTERIOR


segunda-feira, 15 de Fevereiro de 2010

Êxito de Metropolis em Málaga

A companhia Che Y Moche, nomeada para os prémios Max 2010, como "melhor espectáculo revelação" com ‘Metropolis’, obteve um assinalável êxito com a mesma peça no Teatro Cervantes, completamente esgotado, durante a realização do Festival Internacional de Teatro de Málaga.

‘Metropolis’, espectáculo com orquestra de câmara interpretando música de Víctor Rebullida, tem direcção de Joaquin Murillo e é baseada em Metrópolis de Fritz Lang. Conta com interpretação de Carlos Alcolea, Alfonso Pablo, Jesús Llanos, Ingrid Magriñá, Raquel Anadón, Antonio Muñoz, Marian Pueo e da Companhia de Dança Sybaa.

Publicada por Ana Lord em 15:41

"METROPOLIS" NOMINADA A LOS PREMIOS MAX 2010


"Metrópolis", finalista en la categoría "Mejor Espectáculo Revelación" de la XIII Edición de los Premios MAX de Artes Escénicas.

El espectáculo representará a Aragón y competirá con las producciones elegidas de otras comunidades autónomas.

16 de febrero de 2010

GRACIAS, MALAGA

Después de éxito obtenido por "Metrópolis" en el malagueño Teatro Cervantes no podemos menos que agradecer a todo el público su masiva asistencia a la función y su estupenda acogida.

14 de febrero de 2010

UN COMENTARIO EN "LA OPINION DE MALAGA"

PACO INESTROSA La Opinión de Málaga

"Una más que llamativa puesta en escena de la compañía Teatro Che Y Moche, se alzaba con el galardón más estimable en opinión de muchos con ´Metrópolis´, un buen trabajo de puesta en escena."

12 de febrero de 2010

MAS FOTOGRAFIAS DESDE MALAGA

Unas buenas fotos más de la representación de Málaga tomadas por Daniel Pérez, del Teatro Cervantes.



11 de febrero de 2010

CONTINÚAN LAS BUENAS CRÍTICAS

En el blog "Mi yo espectador" José Antonio Triguero firma una siguiente crítica teatral sobre la representación de "Metrópolis" en el Teatro Cervantes suficientemente elocuente sobre la impresión causada por la misma.

Crítica de teatro / José Antonio Triguero
XXVII Festival de Teatro de Málaga
Fotos de Daniél Pérez TC



XVII Festival de Teatro de Málaga.
Lugar: Teatro Cervantes, 7 de febrero.
Obra: Metrópolis de Fritz Lang.
Compañía: Teatro Che y Moche.
Actores: Carlos Alcolea, Alfonso Pablo, Jesús Llanos, Ingrid Magriñá, Raquel Anadón, Antonio Muñoz, Marian Pueo y la Compañía de Danza Sybaa, en total dieciséis.
Música: Víctor Rebullida.
Adaptación, puesta en escena y dirección: Joaquín Murillo.

La verdad es que poco o mucho hay que decir de esta adaptación cinematográfica. En realidad baste apuntar que si tienes la oportunidad de ir a verla, no lo dudes. Está construida con una honestidad palpable y luce extrema naturaleza escénica a pesar de ser fiel a la película. Cosa difícil en tiempos donde hacer obras basadas en celuloide cumple más que nada una función crematística, a falta de un verdadero arraigo de la creación teatral dominada por productoras.

Y esto es lo que nos encontramos en la apuesta de Che y Moche, mucha creatividad, mucha carne en el asador, mucha cocina dramatúrgica. Algo propio de quien ama al teatro y no abraza la convención de imitar o adaptar sin implicación de vísceras, una obra cinematográfica como Metrópolis. Está claro que si el referente ha de ser el cine, este es el camino para rescatar al teatro de esta especie de estupefacción en la que se encuentra actualmente. El éxito de esta obra se debe la innovación y a la mediación de elementos dramáticos que dejan volar el sentido del riesgo y de lo contemporáneo.



Esta propuesta sitúa el teatro español más allá de nuestras fronteras y esgrime, desde las tablas, el argumento de que las compañías necesitan medios, los artistas necesitan medios para salir de la comedia de tresillo. Son dieciséis actores y bailarines para crear arte; acostumbrados como estamos a obras de tres, dos o un personaje, verlos en escena dialogar con la excepcional iluminación, con la danza, con el teatro gestual, con el espacio sonoro y la música, es una delicia y una liberación.

El diseño del espacio escénico está imbricado en la acción, nada es superfluo, nada es decorativo. Sin texto, con letreros proyectados en una pantalla transparente. Ya Alfred Jarry utilizó los letreros en teatro para avivar la imaginación del espectador, esa imaginación que con el cine mudo había que utilizar y que muchos de los escritores de palabras para la escena han mutilado con el tiempo.


Imaginación y emoción son las armas que han utilizado. Así y a pesar de la pantalla colocada delante del transcurrir de los actores, atraviesan la cuarta pared y llegan a los espectadores con intención nítida. Ojalá tomen nota nuestros gestores culturales y atiendan más a los creadores, aquéllos que no se sientan en una oficina a esperar que les llamen sino que son animales de la escena. Pregúntense cuánto tiempo han invertido este colectivo en crear y ensayar esta pieza y darán con algunas claves. El teatro no es como el cine, cuanto más preparación mejor sale. Evidentemente hay excepciones pero eso no es óbice.


UNAS FOTOS DE LA FUNCION DE MALAGA

En MALAGAZINE, en internet, han colgado unas fotos firmadas por Daniel Pérez tomadas en la función en el Teatro Cervantes de Málaga del pasado día 7 de febrero.





9 de febrero de 2010

"CLONACION DE LA ESENCIA"

CRÍTICA DE TEATRO

Clonación de la esencia

09.02.10 - 01:35 - ÓSCAR ROMERO Diario Sur

Con aportaciones de ideas de los videoclips 'Sugar' de System Of A Down y del 'Radio Ga Ga' de Queen y tomando como base la mítica película de Fritz Lang, Joaquín Murillo ha adaptado y dirigido, para la compañía aragonesa Teatro Che y Moche, esta versión para el teatro de 'Metrópolis'. Los ambientes de las sociedades distintas que habitan la gran urbe, el majestuoso mundo de los poderosos, las galerías subterráneas donde habitan los obreros, al modo de los cristianos de la vieja Roma, la vetusta mansión que sirve de laboratorio a Rottwang, son sugeridas en el montaje por medio de proyecciones y coreografías que dirige Elia Lozano con ágil movimiento de masas y voluntariosas danzas solistas de los personajes de María y de la Mujer Libidinosa.

La historia está bien narrada con lenguajes corporales de contorsionismo y leves acrobacias. Lo más meritorio es el gran esfuerzo de los intérpretes para clonar el lenguaje gestual de cine mudo en que fue interpretada la película de referencia. La iluminación, en blanco y negro, deja en profunda penumbra muchas composiciones estéticas del movimiento escénico, aunque hay momentos magníficos como el desfile de la cordada que desemboca en una especie de Gólgota con tres crucificados, así como los momentos de las danzas de María o la de la mujer libidinosa.

Interesante 'Metrópolis', con claros y oscuros, que ha discurrido en el Teatro Cervantes dentro de la programación del XXVII Festival de Teatro de Málaga.

"UNA EXPERIENCIA UNICA E INOLVIDABLE"

Se esperaba con expectación la representación de Metrópolis en el Festival de Teatro de Málaga 2010. Así su director Miguel Gallego nos advertía la valía e interés de ésta producción de Che y Moche dirigida por Joaquín Murillo y con participación de la Compañía de danza de Elia Lozano y la Orquesta de cámara del Auditorio de Zaragoza. Una producción apoyada economicamente por el Gobierno de Aragón y que realmente podemos afirmar que no ha defraudado.

Metrópolis es un montaje multidisciplinar de teatro,danza y música que cuenta la fascinante historia de la película futurista del director de cine Fritz Lang, la cual fue estrenada en 1926 y que se convirtió en una película de culto, máximo exponente del expresionismo alemán y que marcó el cine de ciencia ficción durante décadas. El 12 de febrero se estrena nuevamente la película en Alemania (será proyectada en pantalla gigante en la mismísima Puerta de Brandeburgo de Berlín)una vez encontrado en Argentina de forma sorprendente 25' de cinta de la que se desconocía su existencia. La película amputada en su estreno recibió críticas tan duras como la de H.G. Wells: "Acabo de ver la película más tonta de la historia, no creo que sea posible hacer algo peor...seis millones de marcos, ¡que derroche!", ahora bien, no sabremos que hubiese opinado el maestro Wells si llega a verla en todo su metraje como ahora la veremos.

La representación de la obra en el Teatro Cervantes no levantó unas oleadas de aplausos tan elevadas como otros éxitos. Debemos de reconocer que la película es algo oscura, y no podía ser de otro modo dado que emula y ¡de que manera! a la película de Lang, a las películas de cine mudo. Es sorprendente y maravilloso la puesta en escena, es asombroso y extraordinaria la coreografía, la iluminación y la música de Víctor Rebullida, una música que se acompaña de forma y con gestos propios de aquel cine que tan expresivo era para contrarrestar la ausencia de sonido. Las proyecciones apoyadas por una nueva tecnología que situan imágenes y textos sobre el aire del escenario son realmente una experiencia única e inolvidable.

La dureza de la obra y del mensaje, una sociedad alienada y sometida al poder de las máquinas sobre los obreros, finaliza con un happy end.

Un pero, tal vez demasiado corta, la próxima ocasión tal vez encontremos los 25' que nos faltan en algún lado del globo terráqueo y propondremos a producciones Che y Moche su nueva interpretación esta vez con su metraje completo.

Gracias y suerte. Os esperamos pronto.

"HIBRIDO CREIBLE Y OSCURO EN EL OCASO DEL FESTIVAL"


'Metrópolis': híbrido creíble y oscuro en el ocaso del Festival

09-02-2010 08:32 - Walter C. Medina (http://www.ymalaga.com/)

Con la dirección de Joaquín Murillo, la compañía aragonesa de teatro Che y Moche presentó Metrópoli en en escenario del Cervantes.

El teatro y el cine se dan la mano para dar a luz a este híbrido que se extiende poco más de una hora y transita los parajes oscuros de una ciudad que esconde un secreto. Tomando como marco la película que Fritz Lang estrenara en 1927, diecisiete actores recrean el sombrío y peculiar submundo que vive bajo las entrañas de la gran Metrópoli. Para ello la compañía realiza una puesta en escena que incluye música, danza, mímica, audiovisuales y efectos especiales.

Reconstruidos los elementos del expresionismo cinematográfico alemán mediante lo gestual, la Metrópolis que Che y Moche reviven viaja desde el mero homenaje a la creación propia, aportando singulares matices a una obra imperecedera. El contraste de la oscuridad subterránea que apreciamos desde el inicio, será la luminosidad en la que vive la minoritaria clase que dirige los destinos de todos. En este sentido la iluminación juega un papel fundamental para la recreación del ambiente, y se proyecta de forma inmejorable en los descoloridos rostros de los protagonistas.

Con una sencillísima escenografía se recrea una nueva Metrópolis, manteniendo la estética expresionista, aunque desde lo teatral. La escencia cinemaográfica se mantiene viva. Es el cine mudo transpolado al teatro, con rótulos en filminas blanco y negro que generan la ilusión del viejo cine. Con la dirección musical de Juan José Olives, música original de Víctor Rebullida, y la coreografía de Elia Lozano, Che y Moche logran una creible Metrópolis en la recta final de XXVII Festival de Teatro de Málaga.

8 de febrero de 2010

"EXPRESIONISMO EN MOVIMIENTO" (CRITICA EN MALAGAHOY)

Expresionismo en movimiento

Pablo Bujalance Malagahoy.es 08.02.2010 - 05:00
http://www.malagahoy.es/article/ocio/626457/expresionismo/movimiento.html


XXVII Festival de Teatro de Málaga.
Teatro Cervantes.
Fecha: 7 de febrero.
Producción: Teatro Che y Moche y Centro Dramático de Aragón.
Dirección, adaptación y puesta en escena: Joaquín Murillo.
Reparto: Carlos Alcolea, Alfonso Pablo, Jesús Llanos, Ingrid Magriñá, Raquel Anadón, Antonio Muñoz, Marian Pueo y los miembros de la Compañía de Danza Sybaa.
Música: Víctor Rebullida.
Aforo: Unas mil personas (casi lleno).

Resulta curioso cómo, a estas alturas, la adopción de lenguajes cinematográficos continúa abriendo puertas en el mundo de las artes escénicas, como una quimera cuyo fondo se resiste a asomar. En este siglo largo, no obstante, ha quedado demostrado que quien desea apuntalar los trasvases debe poner mucha creación de su parte: las meras adaptaciones planteadas como cambios de formato suelen llevar las de perder (nos referíamos a ello, precisamente, tras la representación en esta misma edición del festival de Días de vino y rosas), pero en la medida en que el cine es empleado como motivo de inspiración y de repercusión tecnológica para el escenario caben albergar, todavía, sensibles esperanzas. Un ejemplo llegó ayer al Cervantes con una propuesta de factura aragonesa y ambición europea, una lectura de la Metrópolis de Fritz Lang que constituye uno de los episodios más felices de la presente edición del certamen, que ya va tocando a su fin. Su equilibrio es modélico: la imagen en movimiento, como factor de asombro, es incorporada con pulcritud y artesanía en un montaje interdisciplinar que tiene mucho de homenaje pero más de inventiva y luz propia.

Hay, ciertamente, una adopción de los elementos del expresionismo cinematográfico alemán, reconstruidos, esencialmente, mediante el movimiento. Una pantalla transparente tras la que se desarrolla la acción proyecta los textos mientras los actores y bailarines recrean, mediante gestos y danzas, los resortes del cine mudo, el singular modo de narrar que acertó a usar la emoción como mecanismo vital y que se perdió para siempre con el desarrollo del sonido. Esta suerte de transfiguración constituye lo mejor del montaje, la manera en que el expresionismo revive mediante el movimiento, tanto en la singularidad de los protagonistas como en el transitar coreográfico de las masas obreras. Se hecha en falta, cierto, algo de ese expresionismo arquitectónico que regaló a la posteridad Fritz Lang en su película, aquí apenas evocado, aunque las ambientaciones funcionan bien y en especial el binomio pantalla / escena se hace singularmente bello y significativo. La asombrosa música de Víctor Rebullida, interpretada por el Grupo Enigma de Zaragoza (habría sido un verdadero lujo contar con los maestros en directo), aporta los filamentos decisivos para incrustar esta obra en ese terreno del ánimo que más se acerca a la imaginación. Un estímulo de primera, en fin, para los sentidos.

7 de febrero de 2010

"METROPOLIS" VUELVE AL MUNDO UNIVERSITARIO DONDE COMENZÓ

Manuel Coves, director de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Carlos III (Madrid):

"Para los próximos conciertos trabajaremos la Sinfonía nº 1 "Clásica" de Prokofiev, el "Concierto para Bandoneón y Orquesta" de Astor Piazzolla, "Intermedio" de la ópera "Goyescas" de Granados y el espectáculo "Metrópolis", con música de Víctor Rebullida, que cierra el curso académico 09-10.

Es de destacar el trabajo en equipo de los miembros de la orquesta, y fundamental la interrelación musical entre ellos para que el conjunto sea compacto y equilibrado. Para esto fomentamos la escucha en el grupo y no el trabajo individual (que al mismo tiempo es importante para que el grupo funcione). Intentamos poner en común las inquietudes musicales de los miembros de la orquesta para así poder elaborar un programa que nos motive a todos. Trabajamos obras de Haydn y Mozart para poder establecer unas bases musicales importantes en el grupo, y obras más complejas como las de Piazzolla y Prokofiev que crean una motivación especial y un trabajo más elaborado, pero las ganas de disfrutar haciendo música y el interés por parte de los miembros de la orquesta para que el proyecto salga adelante, hacen que todos nos ilusionemos. También hay que señalar las clases o talleres que de forma regular organizamos para las sección de cuerda por parte de los solistas de la Orcam, aprovechadas e indispensables para la calidad de los miembros de la sección."

LA PRENSA Y LA REPRESENTACION EN MALAGA

Teatro Che y Moche llevan al Cervantes su visión de 'Metrópolis'
El clásico de Fritz Lang se verá el domingo con banda sonora pregrabada por Enigma


MALAGA HOY REDACCIÓN / MÁLAGA | ACTUALIZADO 06.02.2010 - 05:00

Teatro Che y Moche escenifican este domingo en el Teatro Cervantes una versión totalizadora del clásico de Fritz Lang Metrópolis, con banda sonora pregrabada por el grupo Enigma, coreografías de Elia Lozano y dirección de Joaquín Murillo.

Según informaron desde el Teatro Cervantes, esta "obra maestra de la ciencia ficción, vaticinio trágico sobre el futuro de un hombre alienado" se representa en una versión muda en la que la voz "se sustituye por una partitura compuesta ex profeso y una coreografía que habla".

Llevar al teatro esta película "tan influyente" requería "un punto de vista multidisciplinar, totalizador y experimental, en el que cupiera música, cine, vídeo y danza, y en el que el teatro amalgamara la pócima". En este sentido, indicaron que la compañía Teatro Che y Moche, en coproducción con el Centro Dramático de Aragón, "ha convertido en obra de arte total esta revisión del filme que Fritz Lang estrenó en 1927 y sobre el que se han escrito tantas líneas".

El director Joaquín Murillo es el encargado de ensamblar una obra con 17 actores y bailarines, una coreografía de Elia Lozano, y la música que registraron los 22 músicos del Grupo Enigma, bajo la dirección de Juanjo Olives, sobre la partitura de Víctor Rebullida, y que aquí se reproduce pregrabada.

*****


Metrópolis en el Teatro Cervantes
POR JULES J.

Málaga es cool! 5 FEBRERO 2010


Metrópolis en el Teatro Cervantes este domingo 7 de Febrero a las 19.00h. Entradas entre 9.00€ y 24.00€

En Metrópolis, una gigantesca urbe del siglo XXI, la sociedad está escindida en una minoría con el poder y los medios de producción que, ajenos a su propia tiranía, disfrutan de la vida en los Jardines eternos, y los obreros, que viven en laberintos subterráneos condenados a la miseria y la esclavitud, y que manejan enormes má-quinas para todos los trabajos. Un día, Freder, el hijo de Fredersen, dueño de la ciudad, queda deslumbrado por la belleza de una joven, María; se lanza en su persecución y descubre la pobreza y los sufrimientos de quienes viven en el subsuelo de Metrópolis.

Esta adaptación de la película de Fritz Lang (1927), es un montaje multidisciplinar que reúne teatro, música, danza, audiovisuales, efectos especiales… arte total con diecisiete actores y bailarines sobre el escenario, una partitura original y el lenguaje universal del gesto. Metrópolis es una experiencia inolvidable.

Basada en la novela de Thea von Harbou, su esposa desde entonces, el maestro Fritz Lang firmó el proyecto más caro y ambicioso de la famosa productora UFA, una de las obras maestras del cine mudo, referente del cine de ciencia ficción hasta nuestros días y película capital del expresionismo alemán. Con una deslumbrante estética y una implacable mirada a la lucha de clases, la alienación obrera y la opresión del poder, Metrópolis es una feroz crítica a un mundo maquinizado y una visión apocalíptica de la sociedad del futuro.

coproducción de
teatro che y moche con el
centro dramático de aragón

De Thea von Harbou y Fritz Lang
Adaptación, puesta en escena y dirección Joaquín Murillo
Con Carlos Alcolea, Alfonso Pablo, Jesús Llanos, Ingrid Magriñá,
Raquel Anadón y Marián Pueo
Compañía Elia Lozano: Antonio Muñoz, Jordi Vilaseca, Glaub Charlles da Silva,
Julián Juárez, Laura Val, Cristina Miralles, Marta Asso, Elodie Valle,
Miguel A. Machado y Lis Cayón
Orquesta de Cámara del Auditorio de Zaragoza (Grupo Enigma)
Coreografía Elia Lozano
Música original Víctor Rebullida
Dirección musical Juan José Olives

> duración 1.00 h. (s/i)

*****



Metrópolis traduce con danza, teatro, audiovisual y música el futurismo y expresionismo del cine de Fritz Lang

José Antonio Sierra Xornal de Galicia | Viernes, 05 Febrero, 2010 - 05:49


Teatro Che y Moche escenifica el domingo en el Teatro Cervantes una versión totalizadora del filme, con banda sonora pregrabada por el Grupo Enigma, coreografías de Elia Lozano y dirección de Joaquín Murillo.

Obra maestra de la ciencia ficción, vaticinio trágico sobre el futuro de un hombre alienado, Metrópolis se pone en escena el domingo 7 (19.00 horas) en el Teatro Cervantes de Málaga en una versión muda en la que la voz se sustituye por una partitura compuesta ex profeso y una coreografía que habla. Lle-var a un teatro una película tan influyente requería un punto de vista multidisciplinar, totalizador y expe-rimental, en el que cupiera música, cine, vídeo y danza, y en el que el teatro amalgamara la pócima. La compañía Teatro Che y Moche en coproducción con el Centro Dramático de Aragón ha convertido en ‘obra de arte total’ esta revisión del filme que Fritz Lang estrenó en 1927 y sobre el que se han escrito tantas líneas.

El Festival de Teatro de Málaga recibe el 7 de febrero en el Cervantes la ambiciosa producción: el di-rector Joaquín Murillo es el encargado de ensamblar una obra con diecisiete actores y bailarines, una coreografía de Elia Lozano, y la música que registraron los veintidós músicos del Grupo Enigma, bajo la dirección de Juanjo Olives, sobre la partitura de Víctor Rebullida, y que aquí se reproduce pregraba-da. La estética de Metrópolis, claramente deudora del expresionismo alemán, se construye con la hiperbólica caracterización de los personajes, efectos especiales, una escenografía fascinante y evo-cadora y una iluminación utilizada como chillido terrible.

Esta recreación de la historia de la gigantesca ciudad de 2026 en la que todos los trabajos son realiza-dos por máquinas enormes, manejadas por un ‘ejército’ de trabajadores esclavos, ha sido definida por la crítica como “un poema visual, pictórico y lírico, bellamente esculpido en todos sus términos: la luz, el vestuario, el baile, la expresión corporal, la escenografía y la música”.


La película

En Metrópolis hay dos clases bien marcadas. Los obreros viven en laberínticos barrios subterráneos, mientras que la minoritaria clase dominante habita en la superficie, en los “jardines eternos”. Un robot incita a los trabajadores a rebelarse, pero un día Freder, el hijo del dirigente de la ciudad, Fredersen, se enamora de una bella joven, María, y en su búsqueda descubre la pobreza y los sufrimientos del mun-do subterráneo.

Con guión de la esposa de Fritz Lang, Thea Von Harbou, Metrópolis se ha considerado como la postre-ra obra maestra del expresionismo alemán, aunque algunos críticos discrepan y aluden a un eclecti-cismo en el que también cabrían futurismo, arquitectura de la Bauhaus y Art Decó. Igualmente, se ha hablado tanto del alegato marxista que representan las dos clases sociales diferenciadas y el desespe-ranzado grito contra un mundo deshumanizado como del cristianismo latente en la figura de María y de cierta proximidad argumental a un nacionalsocialismo con el que simpatizaba Von Harbou plasmada en el corporativismo y la colaboración entre clases. Y pese a que Lang no aprobaba algunos aspectos de la historia, como la idea del corazón como mediador entre la mano (la fuerza del trabajo) y el cerebro (las esferas directivas), y se dedicó más a los aspectos técnicos y arquitectónicos de la película, el resultado, aunque contradictorio, es el de una obra maestra.

*****

El futurismo de 'Metrópolis' en el Cervantes



Escrito por Aula Magna
sábado, 06 de febrero de 2010
ImageMálaga.- Obra maestra de la ciencia ficción, vaticinio trágico sobre el futuro de un hombre alienado, 'Metrópolis' se pone en escena mañana domingo (19.00 horas) en el Teatro Cervantes de Málaga en una versión muda en la que la voz se sustituye por una partitura compuesta ex profeso y una coreografía que habla. Llevar a un teatro una película tan influyente requería un punto de vista multidisciplinar, totalizador y experimental, en el que cupiera música, cine, vídeo y danza, y en el que el teatro amalgamara la pócima. La compañía Teatro Che y Moche en coproducción con el Centro Dramático de Aragón ha convertido en ‘obra de arte total’ esta revisión del filme que Fritz Lang estrenó en 1927 y sobre el que se han escrito tantas líneas.

Así, el Festival de Teatro de Málaga recibe el 7 de febrero en el Cervantes la ambiciosa producción: el director Joaquín Murillo es el encargado de ensamblar una obra con diecisiete actores y bailarines, una coreografía de Elia Lozano, y la música que registraron los veintidós músicos del Grupo Enigma, bajo la dirección de Juanjo Olives, sobre la partitura de Víctor Rebullida, y que aquí se reproduce pregrabada, informa la organización del teatro en una nota de prensa. La estética de 'Metrópolis', claramente deudora del expresionismo alemán, se construye con la hiperbólica caracterización de los personajes, efectos especiales, una escenografía fascinante y evocadora y una iluminación utilizada como chillido terrible.

Esta recreación de la historia de la gigantesca ciudad de 2026 en la que todos los trabajos son realizados por máquinas enormes, manejadas por un ‘ejército’ de trabajadores esclavos, ha sido definida por la crítica como “un poema visual, pictórico y lírico, bellamente esculpido en todos sus términos: la luz, el vestuario, el baile, la expresión corporal, la escenografía y la música”. 


En 'Metrópolis' hay dos clases bien marcadas. Los obreros viven en laberínticos barrios subterráneos, mientras que la minoritaria clase dominante habita en la superficie, en los “jardines eternos”. Un robot incita a los trabajadores a rebelarse, pero un día Freder, el hijo del dirigente de la ciudad, Fredersen, se enamora de una bella joven, María, y en su búsqueda descubre la pobreza y los sufrimientos del mundo subterráneo.

Con guión de la esposa de Fritz Lang, Thea Von Harbou, el filme 'Metrópolis' se ha considerado como la postrera obra maestra del expresionismo alemán, aunque algunos críticos discrepan y aluden a un eclecticismo en el que también cabrían futurismo, arquitectura de la Bauhaus y Art Decó. Igualmente, se ha hablado tanto del alegato marxista que representan las dos clases sociales diferenciadas y el desesperanzado grito contra un mundo deshumanizado como del cristianismo latente en la figura de María y de cierta proximidad argumental a un nacionalsocialismo con el que simpatizaba Von Harbou plasmada en el corporativismo y la colaboración entre clases. Y pese a que Lang no aprobaba algunos aspectos de la historia, como la idea del corazón como mediador entre la mano (la fuerza del trabajo) y el cerebro (las esferas directivas), y se dedicó más a los aspectos técnicos y arquitectónicos de la película, el resultado, aunque contradictorio, es el de una obra maestra.

"UN POEMA VISUAL QUE ES A LA VEZ UNA EPOPEYA DE REDENCION Y REVOLUCION"

'Metrópolis', prodigioso libro de imágenes

El Festival de Teatro de Málaga recibe en el escenario del Cervantes una valiente adaptación escénica del clásico de Fritz Lang

07.02.10 - 11:45 - MARIO VIRGILIO MONTAÑEZ


«He visto recientemente la película más necia que puede imaginarse. Creo que no es posible hacer otra cosa más tonta. Y como la tal película pretende mostrar cómo marcha el mundo, juzgo que en estos artículos míos puedo muy bien hacer referencia a esa obra cinematográfica. Se titula 'Metrópolis', procede de los grandes talleres 'Ufa', de Alemania, y se da a entender al público que el coste de su obtención ha sido enorme. Presenta en turbulento resumen casi todas las tonterías, lugares comunes y trivialidades posibles acerca del progreso mecánico, y muestra el progreso humano en general, servido con una salsa de sentimentalismo completamente peculiar». Estas palabras, injustas y muy equivocadas, son del genio que se llamó H. G. Wells y están tomadas de su libro de 1928, 'Cómo marcha el mundo. Conjeturas y pronósticos sobre los años venideros'. Un año antes, el mismo del estreno de la película de Lang, otro genio, Luis Buñuel, desbarraba en otro artículo y a la vez era preciso en su juicio: «'Metrópolis' no es un filme único. 'Metrópolis' son dos filmes pegados por el vientre, pero con necesidades espirituales divergentes, de un extremado antagonismo. Aquellos que consideran el cine como un discreto narrador de historias, sufrirán con 'Metrópolis' una honda decepción. Lo que allí se nos cuenta es trivial, ampuloso, pedantesco, de un trasnochado romanticismo. Pero si a la anécdota preferimos el fondo plástico-fotogénico del film, entonces 'Metrópolis' colmará todas las medidas, nos asombrará como el más asombroso libro de imágenes que se ha compuesto».

Lo que hay de desatino y de perspicacia en las opiniones de Wells y de Buñuel podrá apreciarse con nueva luz mañana domingo en el Teatro Municipal Miguel de Cervantes, gracias al montaje que de 'Metrópolis', novela de Thea von Harbou y película de Fritz Lang, ofrece la compañía 'Che y moche' con el Centro Dramático de Aragón a través de la adaptación, puesta en escena y dirección de Joaquín Murillo. Diecisiete actores y bailarines se conjuran, con música en directo, a ofrecer un poema visual que es a la vez una epopeya de redención y revolución. Con una estética expresionista, de sombras, nieblas, veladuras, luces que hieren, movimientos sincopados, la danza, el teatro y la música, con la superposición de elementos audiovisuales y logrados efectos especiales, se traslada a las tres dimensiones el espíritu y el drama de una de las más complejas y vivas joyas del cine universal. En un siglo XXI soñado por Harbou y convertido en pesadilla por Lang, asistimos a la brutalidad mansa de los explotados y el hedonismo imbécil de los poderosos y a cómo el amor de Freder por la mesiánica María lleva a la revuelta, la derrota de las máquinas y, finalmente, la concordia. Quien no vaya al Teatro, puede siempre volver a la titánica película original o la rara novela que está en la base. Más allá de la inocencia de algunos de sus planteamientos, y de que la autora del libro, Thea von Harbou, esposa de Fritz Lang, se uniera posteriormente al partido nazi, con lo que Lang se separó de ella en 1933, debemos tener en cuenta que fue además guionista nada menos que de 'Las tres luces' (1921) 'El doctor Mabuse' (1922), 'Los nibelungos' (1924), 'Fausto' (1926) y 'M, el vsampiro de Düsseldorf' (1931). Y aunque sea ingenuo el discurso, tampoco debemos desdeñar las palabras con las que introduce la novela 'Metrópolis': «Este libro no es de hoy ni del futuro. No habla de un lugar. No sirve a ninguna causa, partido o clase. Tiene una moraleja que se desprende de una verdad fundamental: Entre el cerebro y el músculo debe mediar el corazón».



5 de febrero de 2010

METROPOLIS, UN POEMA VISUAL, PICTORICO Y LIRICO

El Teatro Cervantes acoge el domingo una versión totalizadora del filme de Fritz Lang 'Metrópolis'

MÁLAGA, 5 Feb. (EUROPA PRESS)

Teatro Che y Moche escenifica el domingo en el Teatro Cervantes una versión totalizadora del filme de Fritz Lang 'Metrópolis', con banda sonora pregrabada por el grupo Enigma, coreografías de Elia Lozano y dirección de Joaquín Murillo.

Según informaron desde el Teatro Cervantes, esta "obra maestra de la ciencia ficción, vaticinio trágico sobre el futuro de un hombre alienado" se representa en una versión muda en la que la voz "se sustituye por una partitura compuesta ex profeso y una coreografía que habla".

Así, explicaron a través de un comunicado que llevar al teatro esta película "tan influyente" requería "un punto de vista multidisciplinar, totalizador y experimental, en el que cupiera música, cine, vídeo y danza, y en el que el teatro amalgamara la pócima".

En este sentido, indicaron que la compañía Teatro Che y Moche, en coproducción con el Centro Dramático de Aragón, "ha convertido en obra de arte total esta revisión del filme que Fritz Lang estrenó en 1927 y sobre el que se han escrito tantas líneas".

El director Joaquín Murillo es el encargado de ensamblar una obra con 17 actores y bailarines, una coreografía de Elia Lozano, y la música que registraron los 22 músicos del Grupo Enigma, bajo la dirección de Juanjo Olives, sobre la partitura de Víctor Rebullida, y que aquí se reproduce pregrabada.

La estética de 'Metrópolis', claramente deudora del expresionismo alemán, "se construye con la hiperbólica caracterización de los personajes, efectos especiales, una escenografía fascinante y evocadora y una iluminación utilizada como chillido terrible", según apuntaron.

Esta recreación de la historia de la gigantesca ciudad de 2026 en la que todos los trabajos son realizados por máquinas enormes, manejadas por un ejército de trabajadores esclavos, ha sido definida por la crítica como "un poema visual, pictórico y lírico, bellamente esculpido en todos sus términos: la luz, el vestuario, el baile, la expresión corporal, la escenografía y la música".

1 de febrero de 2010

ENTREVISTA A JOAQUIN MURILLO EN "ANTEQULTURA"




Joaquín Murillo: "La responsabilidad del artista es consigo mismo y no con las instituciones"


El próximo domingo 7 de febrero y dentro del XXVII Festival de Teatro de Málaga, se representará en el Teatro Cervantes la adaptación escénica de “Metrópolis” a cargo de la compañía Teatro Che y Moche, un montaje escrito y dirigido por Joaquín Murillo. Este montaje tiene su origen en el laboratorio teatral-universitario de la compañía, y además de basar la interpretación de los actores en las principales premisas del expresionismo alemán, conceder especial protagonismo a las coreografías que se cuelan en la adaptación de la película, esta “Metrópolis” pretende rediseñar el concepto “multidisciplinar” yendo más allá del horizonte meramente estético para hacer que música, danza e interpretación se conviertan en un conjunto único llamado Teatro. AQ ha conversado con el responsable de esta adaptación, Joaquín Murillo.


31/01/2010 13:01:01

Cristina Consuegra : AnteQultura


¿Cómo surge esta adaptación de “Metrópolis”?

Intentar explicar en pocas palabras cómo llego, personal y profesionalmente, a “Metrópolis”; explicar el modo a través del cual surge esta obra es algo difícil de simplificar. La gran mayoría de los artistas tiene obras que son referentes, y en el caso de la gente de teatro, este horizonte referencial se amplía: tenemos la música, las obras plásticas, la danza, etc. Debo reconocer que yo me quedé prendado de esta película el mismo día que la vi, en un Cine Club, con 18 o 19 años, una edad en la cual nos vamos nutriendo de las obras de otros, y yo me quedé impactado por el uso de los símbolos, la importancia del gesto, es decir, todo aquello que simboliza el expresionismo alemán, de hecho, antes que “Metrópolis” monté “Nosferatu” de Mornau. “Metrópolis” es una película muy simbólica, la expresión del impacto, el gesto, la intensidad,… no es sólo un referente en cuanto interpretación, sino también en cuanto a estética.

Este montaje reúne teatro, música, danza, etc. ¿Cómo hizo para que estas disciplinas encajasen perfectamente?

Es inherente a mi oficio, es justo lo que tiene que hacer el director de escena, debe tener claro cómo hay que coordinar al equipo, conjugarlo y no aumentar la complejidad de la obra. Es decir, el director de escena por formación, trayectoria y oficio debe adquirir la capacidad de aglutinar todo lo que caiga en sus manos para realizar el montaje. Debemos tener presente que voy a montar una obra de teatro y es mi responsabilidad contratar a un actor para desempeñar una acción concreta, debo encontrar el perfil más adecuado. Para el caso concreto de “Metrópolis”, creo que hemos sido muy afortunados pues hemos logrado formar un equipo de 22 profesionales muy potente. A los casting se presentaron bailarines de toda Europa y esto te permite trabajar con los mejores. El resultado es una obra de gran complejidad con grandes bailarines que entienden el proceso y en el que la música se ha compuesto “ex profeso” para este montaje. Sólo puedo decirte que, tanto en la mesa de trabajo como en los ensayos, la coordinación ha sido muy fácil porque tengo trabajando conmigo a un equipo de profesionales increíble.

Al montar un clásico como “Metrópolis”… ¿no sintió un poco de vértigo?

Bueno, al no hacer una versión cinematográfica estábamos un poco más relajados, ya que el cambio de lenguaje nos autorizaba cierta libertad y ampliaba las licencias permitidas. A esto hay que unirle que soy una persona muy responsable en mi trabajo, y no te lo digo como si mantuviese una pose, sino que es algo inherente a mi formación y profesión. Las artes escénicas son trabajos colectivos, por lo tanto en tus manos recae el trabajo de otros, personas que con rigor y generosidad te ofrecen todo lo que han aprendido en sus vidas, de hecho estoy convencido de que “Metropólis” no hubiese sido igual sin este equipo.

A nivel personal, ¿cómo se enfrenta a este reto?

Para este montaje, la relación personal de trabajo, casi diría de pasión, entre Víctor Rebullida (compositor música original), Elia Lozano (coreógrafa) y yo ha sido muy especial, de hecho, te puedo afirmar que es mi familia más próxima gracias a esta unión que ha surgido en la obra… Tengo la fortuna de trabajar con personas de gran talento y capacidad inmensa. Siempre me ha gustado participar de los proyectos de la ciudad, y “Metrópolis” representaba la primera responsabilidad entre nosotros, y algo que tuvimos claro desde el principio es que los artistas tenemos esa responsabilidad para con nosotros más que con las instituciones. A partir de esta premisa, digamos que lo demás vino gracias al esfuerzo profesional.

“Metrópolis” podrá verse el próximo 7 de febrero en el Teatro Cervantes, dentro de la programación del XXVII Festival de Teatro de Málaga. ¿Qué consejo daría al público que se acerque a ver su obra?

Les pediría que entren sabiendo que hemos hecho nuestra versión. Encontrarán la proximidad con muchos artistas, artistas con poco artificio, así como, mucha potencia visual y fuerza estética. Además, en “Metrópolis” hemos intentado reformular el concepto multidisciplinar, revisando lo que se pretende decir con ello, siendo esto una de los aspectos más curiosos de la obra: un grupo de artistas que revisan su actitud de actor para aproximarse al trabajo de bailarín y a la inversa. Este acercamiento de códigos es imprescindible para rediseñar el concepto de montaje multidisciplinar. Y por último, los que estamos al otro lado, debemos ser concientes de que no “hacemos televisión”, es decir cuando uno enciende la tele tiene la posibilidad de apagarla, pero los que hacemos Arte debemos saber que el público que acude al teatro es distinto, más exigente.

"Metrópolis", una coproducción de Teatro Che y Moche con el Centro Dramático de Aragón

Adaptación, puesta en escena y dirección: Joaquín Murillo

Domingo 7 de febrero de 2010, 19 horas

Para ampliar la información y compra de localidades:
http://www.teatrocervantes.com/