"METROPOLIS", PREMIO AL MEJOR ESPECTACULO REVELACION, XIII EDICION PREMIOS MAX DE ARTES ESCENICAS

La compañía aragonesa Teatro Che y Moche cumplió en 2007 su décimo aniversario y lo quiso celebrar con la revisión de su primer espectáculo profesional: la adaptación de la película de Fritz Lang "Metrópolis".

7 de febrero de 2010

LA PRENSA Y LA REPRESENTACION EN MALAGA

Teatro Che y Moche llevan al Cervantes su visión de 'Metrópolis'
El clásico de Fritz Lang se verá el domingo con banda sonora pregrabada por Enigma


MALAGA HOY REDACCIÓN / MÁLAGA | ACTUALIZADO 06.02.2010 - 05:00

Teatro Che y Moche escenifican este domingo en el Teatro Cervantes una versión totalizadora del clásico de Fritz Lang Metrópolis, con banda sonora pregrabada por el grupo Enigma, coreografías de Elia Lozano y dirección de Joaquín Murillo.

Según informaron desde el Teatro Cervantes, esta "obra maestra de la ciencia ficción, vaticinio trágico sobre el futuro de un hombre alienado" se representa en una versión muda en la que la voz "se sustituye por una partitura compuesta ex profeso y una coreografía que habla".

Llevar al teatro esta película "tan influyente" requería "un punto de vista multidisciplinar, totalizador y experimental, en el que cupiera música, cine, vídeo y danza, y en el que el teatro amalgamara la pócima". En este sentido, indicaron que la compañía Teatro Che y Moche, en coproducción con el Centro Dramático de Aragón, "ha convertido en obra de arte total esta revisión del filme que Fritz Lang estrenó en 1927 y sobre el que se han escrito tantas líneas".

El director Joaquín Murillo es el encargado de ensamblar una obra con 17 actores y bailarines, una coreografía de Elia Lozano, y la música que registraron los 22 músicos del Grupo Enigma, bajo la dirección de Juanjo Olives, sobre la partitura de Víctor Rebullida, y que aquí se reproduce pregrabada.

*****


Metrópolis en el Teatro Cervantes
POR JULES J.

Málaga es cool! 5 FEBRERO 2010


Metrópolis en el Teatro Cervantes este domingo 7 de Febrero a las 19.00h. Entradas entre 9.00€ y 24.00€

En Metrópolis, una gigantesca urbe del siglo XXI, la sociedad está escindida en una minoría con el poder y los medios de producción que, ajenos a su propia tiranía, disfrutan de la vida en los Jardines eternos, y los obreros, que viven en laberintos subterráneos condenados a la miseria y la esclavitud, y que manejan enormes má-quinas para todos los trabajos. Un día, Freder, el hijo de Fredersen, dueño de la ciudad, queda deslumbrado por la belleza de una joven, María; se lanza en su persecución y descubre la pobreza y los sufrimientos de quienes viven en el subsuelo de Metrópolis.

Esta adaptación de la película de Fritz Lang (1927), es un montaje multidisciplinar que reúne teatro, música, danza, audiovisuales, efectos especiales… arte total con diecisiete actores y bailarines sobre el escenario, una partitura original y el lenguaje universal del gesto. Metrópolis es una experiencia inolvidable.

Basada en la novela de Thea von Harbou, su esposa desde entonces, el maestro Fritz Lang firmó el proyecto más caro y ambicioso de la famosa productora UFA, una de las obras maestras del cine mudo, referente del cine de ciencia ficción hasta nuestros días y película capital del expresionismo alemán. Con una deslumbrante estética y una implacable mirada a la lucha de clases, la alienación obrera y la opresión del poder, Metrópolis es una feroz crítica a un mundo maquinizado y una visión apocalíptica de la sociedad del futuro.

coproducción de
teatro che y moche con el
centro dramático de aragón

De Thea von Harbou y Fritz Lang
Adaptación, puesta en escena y dirección Joaquín Murillo
Con Carlos Alcolea, Alfonso Pablo, Jesús Llanos, Ingrid Magriñá,
Raquel Anadón y Marián Pueo
Compañía Elia Lozano: Antonio Muñoz, Jordi Vilaseca, Glaub Charlles da Silva,
Julián Juárez, Laura Val, Cristina Miralles, Marta Asso, Elodie Valle,
Miguel A. Machado y Lis Cayón
Orquesta de Cámara del Auditorio de Zaragoza (Grupo Enigma)
Coreografía Elia Lozano
Música original Víctor Rebullida
Dirección musical Juan José Olives

> duración 1.00 h. (s/i)

*****



Metrópolis traduce con danza, teatro, audiovisual y música el futurismo y expresionismo del cine de Fritz Lang

José Antonio Sierra Xornal de Galicia | Viernes, 05 Febrero, 2010 - 05:49


Teatro Che y Moche escenifica el domingo en el Teatro Cervantes una versión totalizadora del filme, con banda sonora pregrabada por el Grupo Enigma, coreografías de Elia Lozano y dirección de Joaquín Murillo.

Obra maestra de la ciencia ficción, vaticinio trágico sobre el futuro de un hombre alienado, Metrópolis se pone en escena el domingo 7 (19.00 horas) en el Teatro Cervantes de Málaga en una versión muda en la que la voz se sustituye por una partitura compuesta ex profeso y una coreografía que habla. Lle-var a un teatro una película tan influyente requería un punto de vista multidisciplinar, totalizador y expe-rimental, en el que cupiera música, cine, vídeo y danza, y en el que el teatro amalgamara la pócima. La compañía Teatro Che y Moche en coproducción con el Centro Dramático de Aragón ha convertido en ‘obra de arte total’ esta revisión del filme que Fritz Lang estrenó en 1927 y sobre el que se han escrito tantas líneas.

El Festival de Teatro de Málaga recibe el 7 de febrero en el Cervantes la ambiciosa producción: el di-rector Joaquín Murillo es el encargado de ensamblar una obra con diecisiete actores y bailarines, una coreografía de Elia Lozano, y la música que registraron los veintidós músicos del Grupo Enigma, bajo la dirección de Juanjo Olives, sobre la partitura de Víctor Rebullida, y que aquí se reproduce pregraba-da. La estética de Metrópolis, claramente deudora del expresionismo alemán, se construye con la hiperbólica caracterización de los personajes, efectos especiales, una escenografía fascinante y evo-cadora y una iluminación utilizada como chillido terrible.

Esta recreación de la historia de la gigantesca ciudad de 2026 en la que todos los trabajos son realiza-dos por máquinas enormes, manejadas por un ‘ejército’ de trabajadores esclavos, ha sido definida por la crítica como “un poema visual, pictórico y lírico, bellamente esculpido en todos sus términos: la luz, el vestuario, el baile, la expresión corporal, la escenografía y la música”.


La película

En Metrópolis hay dos clases bien marcadas. Los obreros viven en laberínticos barrios subterráneos, mientras que la minoritaria clase dominante habita en la superficie, en los “jardines eternos”. Un robot incita a los trabajadores a rebelarse, pero un día Freder, el hijo del dirigente de la ciudad, Fredersen, se enamora de una bella joven, María, y en su búsqueda descubre la pobreza y los sufrimientos del mun-do subterráneo.

Con guión de la esposa de Fritz Lang, Thea Von Harbou, Metrópolis se ha considerado como la postre-ra obra maestra del expresionismo alemán, aunque algunos críticos discrepan y aluden a un eclecti-cismo en el que también cabrían futurismo, arquitectura de la Bauhaus y Art Decó. Igualmente, se ha hablado tanto del alegato marxista que representan las dos clases sociales diferenciadas y el desespe-ranzado grito contra un mundo deshumanizado como del cristianismo latente en la figura de María y de cierta proximidad argumental a un nacionalsocialismo con el que simpatizaba Von Harbou plasmada en el corporativismo y la colaboración entre clases. Y pese a que Lang no aprobaba algunos aspectos de la historia, como la idea del corazón como mediador entre la mano (la fuerza del trabajo) y el cerebro (las esferas directivas), y se dedicó más a los aspectos técnicos y arquitectónicos de la película, el resultado, aunque contradictorio, es el de una obra maestra.

*****

El futurismo de 'Metrópolis' en el Cervantes



Escrito por Aula Magna
sábado, 06 de febrero de 2010
ImageMálaga.- Obra maestra de la ciencia ficción, vaticinio trágico sobre el futuro de un hombre alienado, 'Metrópolis' se pone en escena mañana domingo (19.00 horas) en el Teatro Cervantes de Málaga en una versión muda en la que la voz se sustituye por una partitura compuesta ex profeso y una coreografía que habla. Llevar a un teatro una película tan influyente requería un punto de vista multidisciplinar, totalizador y experimental, en el que cupiera música, cine, vídeo y danza, y en el que el teatro amalgamara la pócima. La compañía Teatro Che y Moche en coproducción con el Centro Dramático de Aragón ha convertido en ‘obra de arte total’ esta revisión del filme que Fritz Lang estrenó en 1927 y sobre el que se han escrito tantas líneas.

Así, el Festival de Teatro de Málaga recibe el 7 de febrero en el Cervantes la ambiciosa producción: el director Joaquín Murillo es el encargado de ensamblar una obra con diecisiete actores y bailarines, una coreografía de Elia Lozano, y la música que registraron los veintidós músicos del Grupo Enigma, bajo la dirección de Juanjo Olives, sobre la partitura de Víctor Rebullida, y que aquí se reproduce pregrabada, informa la organización del teatro en una nota de prensa. La estética de 'Metrópolis', claramente deudora del expresionismo alemán, se construye con la hiperbólica caracterización de los personajes, efectos especiales, una escenografía fascinante y evocadora y una iluminación utilizada como chillido terrible.

Esta recreación de la historia de la gigantesca ciudad de 2026 en la que todos los trabajos son realizados por máquinas enormes, manejadas por un ‘ejército’ de trabajadores esclavos, ha sido definida por la crítica como “un poema visual, pictórico y lírico, bellamente esculpido en todos sus términos: la luz, el vestuario, el baile, la expresión corporal, la escenografía y la música”. 


En 'Metrópolis' hay dos clases bien marcadas. Los obreros viven en laberínticos barrios subterráneos, mientras que la minoritaria clase dominante habita en la superficie, en los “jardines eternos”. Un robot incita a los trabajadores a rebelarse, pero un día Freder, el hijo del dirigente de la ciudad, Fredersen, se enamora de una bella joven, María, y en su búsqueda descubre la pobreza y los sufrimientos del mundo subterráneo.

Con guión de la esposa de Fritz Lang, Thea Von Harbou, el filme 'Metrópolis' se ha considerado como la postrera obra maestra del expresionismo alemán, aunque algunos críticos discrepan y aluden a un eclecticismo en el que también cabrían futurismo, arquitectura de la Bauhaus y Art Decó. Igualmente, se ha hablado tanto del alegato marxista que representan las dos clases sociales diferenciadas y el desesperanzado grito contra un mundo deshumanizado como del cristianismo latente en la figura de María y de cierta proximidad argumental a un nacionalsocialismo con el que simpatizaba Von Harbou plasmada en el corporativismo y la colaboración entre clases. Y pese a que Lang no aprobaba algunos aspectos de la historia, como la idea del corazón como mediador entre la mano (la fuerza del trabajo) y el cerebro (las esferas directivas), y se dedicó más a los aspectos técnicos y arquitectónicos de la película, el resultado, aunque contradictorio, es el de una obra maestra.

No hay comentarios: