"METROPOLIS", PREMIO AL MEJOR ESPECTACULO REVELACION, XIII EDICION PREMIOS MAX DE ARTES ESCENICAS

La compañía aragonesa Teatro Che y Moche cumplió en 2007 su décimo aniversario y lo quiso celebrar con la revisión de su primer espectáculo profesional: la adaptación de la película de Fritz Lang "Metrópolis".

14 de diciembre de 2007

EL ESTRENO EN HERALDO

Oliver Duch

El horror mudo de "Metrópolis" llega al Principal
Teatro Che y Moche y el Grupo Enigma estrenan hoy una versión escénica del filme de Fritz Lang, con música de Víctor Rebullida interpretada en directo.

HERALDO. Zaragoza | Persigue la compañía aragonesa Teatro Che y Moche lograr la "obra total" soñada por Wagner. O, al menos, a una ambición afín responde "Metrópolis", el espectáculo que esta noche estrenan en el Teatro Principal de Zaragoza. Se trata de un montaje teatral hijo del cine (se basa en la película homónima que Fritz Lang hizo en 1926), pero también de la danza y la música, que cobran un especial protagonismo en esta nueva versión, heredera directa de la que Teatro Che y Moche preparó hace ahora diez años.

La colaboración del Centro Dramático de Aragón, que ha coproducido "Metrópolis", ha permitido al director Joaquín Murillo retomar con más medios y recursos añadidos su particular fascinación por la joya cinematográfica del expresionismo. Uno de ellos ha sido incorporar bailarines al elenco, con una coreografía creada expresamente por la aragonesa Elia Lozano.

Pero tal vez el mayor lujo de esta producción, que ha elevado a más de 40 el número de artistas en la función, ha sido la preparación de una banda sonora compuesta ex profeso por el zaragozano Víctor Rebullida, que, además, se escucha en directo interpretada por la Orquesta de Cámara del Auditorio de Zaragoza (más conocida como Grupo Enigma), bajo la dirección de Juan José Olives.

"La voz de los personajes"

Víctor Rebullida indica que se trata de una partitura "escrita para una orquesta pequeña, de 22 músicos" (flauta, oboe, clarinete, fagot, trompa, piano/celesta, arpa, percusión y 14 instrumentos de cuerda). El objetivo prioritario, explica el compositor, ha sido "buscar la mayor expresividad, porque tenía que hacer de la música un refuerzo de la hiper-expresión de los actores". No hay que olvidar que, al ser un montaje sin diálogos, la música "es la voz de unos personajes que solo cuentan con su capacidad gestual para contar su historia", detalla Rebullida.

El músico reconoce haber introducido en esta creación "guiños a estilos o escuelas, como la aparición de un ragtime, de una melodía con aire de blues, un baile exótico orientalizante, un pequeño homenaje a las grandes melodías del cine clásico, al maquinismo, a los cantos revolucionarios...".

En conjunto, Rebullida opina que "un aficionado a la música la identificaría sin titubeos como una ópera sin palabras en la que figura un preludio, hay solos, dúos, momentos corales, escenas de danza, etc.". Aunque también "un aficionado al cine dirá que la música es una banda sonora para una película en la que los personajes se han salido de la pantalla", añade.

El compositor está muy satisfecho tanto de su relación personal y artística con el director Joaquín Murillo como con el hecho de que sea el Grupo Enigma quien interprete su partitura: "El resultado se ve favorecido por la participación del Grupo Enigma y Juanjo Olives, quienes conocen muy bien mi música y a su autor. Me entienden muy bien tanto en persona como en el pentagrama".

Novatos y veteranos

Entre los actores de "Metrópolis", los hay que ya trabajaron en la versión anterior y los hay que se han incorporado ahora a papeles que en su día hicieron otros. Entre los veteranos están Jesús Llanos, que da vida al loco científico Rotwang (el que crea la famosa mujer robot que es el icono de la película original), y Raquel Anadón, que encarna a Josaphat. La joven pareja protagonista, María y Freder, tiene sin embargo sangre nueva, ya que sus intérpretes son Ingrid Magriñá y Carlos Alcolea. Completan el reparto Alfonso Pablo (como Fredersen, padre de Freder y dueño de Metrópolis), Antonio Muñoz (el capataz) y Marián Pueo (como la mujer libidinosa).

Además de los elementos mencionados, esta "Metrópolis" es también deudora del arte audiovisual por partida doble. Debe a la cinta de Lang su estética expresionista (plasmada en la escenografía de Jezabel Moreno y la iluminación de Josema Hernández de la Torre y Tatoño) y debe al vídeo el refuerzo visual que supone la introducción en el espectáculo de varias secuencias grabadas por los propios actores y que suplen parte de la acción real.

"Metrópolis" se estrena hoy a las 22.00 y permanecerá en cartel hasta el próximo domingo (entradas: de 6 a 31 euros).

1 comentario:

angel dijo...

Sigo comentando que las entradas de patio pueden conseguirse con facilidad con una bonificacion del 50%. Yo compre por Internet al precio 100% por haberlo hecho con anticipacion.