"METROPOLIS", PREMIO AL MEJOR ESPECTACULO REVELACION, XIII EDICION PREMIOS MAX DE ARTES ESCENICAS

La compañía aragonesa Teatro Che y Moche cumplió en 2007 su décimo aniversario y lo quiso celebrar con la revisión de su primer espectáculo profesional: la adaptación de la película de Fritz Lang "Metrópolis".

5 de abril de 2011

METROPOLIS REGRESA A CASA

ABC.ES 05-04-2011 / 14:21 h

Zaragoza, 5 abr (EFE).- El espectáculo Metrópolis, de la compañía de teatro Che y Moche, regresa a Zaragoza cuatro años después de su estreno en esta misma ciudad, con una puesta en escena renovada y la participación de 44 artistas, bailarines y músicos.

Esta obra, galardonada con un premio Max al mejor espectáculo revelación 2010, se pondrá en escena los días 9 y 10 de abril en la Sala Mozart del Auditorio de Zaragoza.

En una rueda de prensa, el director de la compañía, Joaquín Murillo, ha confesado que la obra ha tenido una andadura "realmente grata", con éxito en la taquilla y con unas críticas "fantásticas".

Ahora, regresan a la capital aragonesa con un espectáculo "más fuerte" en el que se han cambiado algunas escenas y con la música en directo, de la mano de la Orquesta Sinfónica de las Artes Escénicas.

Murillo ha aclarado que Metrópolis es una adaptación de la mítica película que en 1928 estrenó el director alemán Fritz Lang y no pretende ser una copia,a sino mas bien un homenaje.

Elia Lozano, coreógrafa del espectáculo, ha dicho que la esencia de la coreografía es la música y que el director exigió que los bailarines no solo se expresaran con el movimiento sino que también actuaran.

Por su parte, el compositor de la música, Victor Rebullida, ha destacado el trabajo en equipo y ha dicho que "la música se pega a los personajes como una piel", con la voz que éstos no tienen.

Antonio González, director del Centro Dramático de Aragón, ha mostrado la satisfacción de poder invertir fondos públicos en obras como esta, pero sobre todo en espectáculos que cuentan con profesionales aragoneses.

Metrópolis, es una gigantesca ciudad del siglo XXI en la que todo los trabajos son realizados por enormes máquinas manejadas por un "ejército" de trabajadores esclavos, que viven en laberínticos barrios subterráneos, mientras que la minoritaria clase dominante lo hace en la superficie, en los "jardines eternos".

En esta megalópolis transcurre la historia de amor entre Freder, hijo del dueño de la ciudad, y la bella María, lo que le permite descubrir la pobreza y los sufrimientos del mundo subterráneo de Metrópolis. EFE

No hay comentarios: